miércoles, 20 de octubre de 2010

SEXUALIDAD HUMANA


Se dice que desde el mismo momento del nacimiento somos PERSONAS SEXUADAS.

¿Qué significa esto? Quiere decir, en principio, que tenemos un cuerpo con la capacidad de sentir, disfrutar y comunicar. La sexualidad es una dimensión de la persona que tiene mucho que ver con nuestro bienestar y que nos acompañará durante toda nuestra vida.

Desde que nacemos hasta que morimos la sexualidad es una parte importante de la persona. Va a ir variando a través de los años y de las etapas de crecimiento de cada cual en las maneras en que se manifiesta.

Ya un niño o una niña recién nacidos expresan su sexualidad de muchas maneras: necesitan ser tocados, acariciados, sentir la seguridad y el placer de que les quieran físicamente. El contacto físico es fundamental en los primeros años de vida para crecer seguros y felices y es a través del mismo como cada cual ha descubierto que tiene un cuerpo y que puede sentir, disfrutar y comunicar con él.

La curiosidad nos mueve a descubrirnos, a reconocer las diferencias anatómicas existentes entre niños y niñas, cuerpos parecidos pero con sus diferencias, la división de las personas en hombres y en mujeres aunque con tantas cosas en común.

La sexualidad es algo por descubrir, algo que se va desarrollando a medida que nos conocemos mejor, a medida que estamos a gusto con nuestro propio cuerpo y lo que de él surge, algo que es importante descubrir de forma positiva, valorar, conocer para poder compartirlo con otras personas.

Hasta hace pocas décadas se entendía la sexualidad sólo como procreación, como la capacidad para tener niños, para reproducirnos...y poco más. Todo lo relacionado con la sexualidad que se saliera de esto era algo TABÚ, es decir, algo de lo que no se podía o se debía de hablar, que había que ocultar. Había mucha vergüenza, miedo y desconocimiento con respecto del funcionamiento del propio cuerpo, del placer, de la erótica y de las relaciones de pareja.

Eran otros tiempos pero hemos heredado el miedo y la falta de naturalidad para hablar sobre la sexualidad. Es hora de combatir esta IGNORANCIA con información. Porque no sabemos todo y siempre hay cuestiones que nos interesan, nos hacen dudar o nos gustaría conocer mejor.

La sexualidad no es el coito únicamente. Ni algo que se centra en los genitales. A veces oímos eso de “hacer el amor” o de tener relaciones sexuales “completas”. Son formas de hablar equivocadas que asocian la sexualidad al coito o a la penetración como la finalidad de la misma.

Esto no es así. Dependerá de cada persona la forma en que sean esas relaciones sexuales. En una relación sexual no debería haber obligaciones ni “deberes”, sino el resultado del deseo y del conocimiento y descubrimiento personal. La sexualidad puede abarcar la ternura, el placer, la satisfacción y la comunicación entre las personas.

Las relaciones sexuales son eso, la oportunidad de relacionarnos de una manera íntima, física, placentera entre las personas.

4 comentarios:

  1. Me gusta la idea y pienso colaborar todo lo que me sea posible. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. El enfoque del blog es muy bueno, ánimo y enhorabuena.

    kati ;)

    ResponderEliminar
  3. falta mucha informacion

    ResponderEliminar
  4. bonita idea pero no me sirvio

    ResponderEliminar

HAZ AQUÍ TU COMENTARIO. PUEDES TAMBIÉN AÑADIR UNA NUEVA PREGUNTA O CUESTIÓN QUE SE RESPONDERÁ EN BREVE EN ESTE BLOG. GRACIAS.